Emprender con paciencia

Muchas veces se habla de “emprender” o de “emprendimientos” muy a la ligera. En la mayoría de los casos, hablamos de esta labor sin siquiera saber qué es lo que implica, el trabajo que conlleva, sus procesos individuales y más. Además, también es un hecho que muy pocas veces se sabe que hay que emprender con paciencia.

Un emprendimiento implica muchas acciones por parte de quien quiere recorrer este camino y, cabe destacar que, no es fácil. Emprender implica crear una oferta para satisfacer la demanda de un servicio o un producto, por lo que se deben considerar un sinfín de aspectos que harán de una idea, una iniciativa sostenible.

Si bien, para esto se deben explorar un montón de nichos de mercado, identificar oportunidades para saber que tipo de negocios las satisfacen y un montón de aspectos técnicos que se pueden leer en cualquier lado; también hay que deshacernos de mitos a la hora de iniciar un emprendimiento y es que, el camino para cada emprendedor individualmente no es lineal, ni es igual.

Jorge Morales, explica que una de las cosas que debes saber antes de iniciar un emprendimiento es que, no existe ninguna regla en el camino. Algo que sí es seguro es que, siempre vas a estar aprendiendo cosas de distintas áreas y personas, ya que siempre vas a estar a cargo de muchas cosas para, posteriormente, empezar a delegar cargos a terceros.

Si bien el emprendedor debe encontrarse en estado de aprendizaje constante y siempre se recomienda que esté acompañado de personas más experimentadas, cada uno tiene su proceso independiente del otro, en donde se debe evaluar el contexto, el tiempo, sus resultados y la importancia de cada uno en dicho proceso.

 

¿Qué hay que tomar en cuenta cuando empiezas a emprender?

Al momento en el que empiezas a emprender, normalmente se empieza con una idea y el principal aprendizaje que adquirimos es que, no deben casarse con ella.

Jorge Morales explica que “no debemos enamorarnos de la idea, si no del problema. Ese es el primer aprendizaje, es el primer error en el que caemos con frecuencia cuando empezamos a emprender. Al casarnos con la idea estamos mostrando lo que haríamos nosotros y no estamos preguntando nada al mercado”.

De esta manera, Jorge también añade que no podemos pretender que lo que nosotros decimos o traemos, va a ser la solución absoluta al problema que estamos atacando. Aquí, la verdadera solución la da el mismo mercado; hay que preguntarle y estudiarlo constantemente para ir construyendo distintas respuestas a sus necesidades progresivamente, a lo largo del tiempo.

Tener contacto directo con el mercado o con nuestros clientes es fundamental y debemos preguntarles: qué opinan de lo que se está solucionando, el problema, de la forma en que se está abordando y si cambiarían algo del modus operandi.

Una herramienta para poder mantener un contacto con los clientes de manera profesional es usar un chatbot para empresa con servicio al cliente con AI

Si quieres ir más allá de solo la atención al cliente también se recomienda usar un control de asistencia de personal y un control de horarios de empleados y asi podrás tener todo organizado adentro y afuera

Otro de lo puntos que expone Jorge es que, muchas veces ocurre que el emprendedor siempre va a llegar con una idea o una hipótesis, la cual tiene que validar y puede pasar que, a lo largo del camino, se da cuenta de que no era como creía y tiene que volver a estructurar todo hasta que funcione.

Este proceso puede ocurrir una y otra vez, hasta dar con la idea o solución adecuada. Y aquí, el emprendedor debe estar cien por ciento dispuesto a cambiar y hacer parte de él estos métodos.

 

Importancia del contexto, tiempo y resultados al momento de emprender con paciencia

Estos tres factores son fundamentales durante el proceso de iniciar un emprendimiento. Jorge resalta que es importante tomar este camino con suma paciencia. Y es que, afirma que cuando empezamos a emprender, queremos ir corriendo, omitiendo pasos importantes, desaprovechándolos o sin validarlos correctamente y no debe ser así, hay que respetar el tiempo.

Al final del camino del emprendimiento se nota. Se nota en los resultados y al emprendedor le afecta porque se da cuenta de que lo que creía al final no era y no se llegó a lo que se esperaba.

Como mencionamos anteriormente, el contexto y los resultados también tienen peso al momento de emprender, pero no lo son absolutamente todo.

 

Si bien, hay que tomar en cuenta el contexto, este no se puede cambiar. El emprendedor es el que tiene que cambiar y acoplarse a él, eso es una batalla la cual él elige si pelearla o no.

Que el emprendedor cambie para saber desenvolverse en él, es la real batalla y siempre se espera que este adopte esta actitud a la hora de empezar a emprender para evolucionar y crecer.

Jorge añade también que “todos siempre nos dejamos hipnotizar por los resultados, siempre tenemos la vista en ellos. Si bien, son un factor importante, es lo último que hay que tomar en cuenta, ya que la gran mayoría del trabajo está en el proceso, si lo haces mal o lo haces bien, el resultado siempre se va a dar, pero en lo que debemos enfocarnos más es en cómo llevamos a cabo nuestro proceso”.

 

Share this post

There are no comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart
en_USEnglish